Las solteras NO nos sentimos solas

Las solteras NO nos sentimos solas

Las solteras no podemos negar que nos divertimos. Solas o acompañadas (por amigos, por supuesto), hemos aprendido a reírnos de nosotras mismas y de la bendición de nuestro estado ¿o será maldición?

Da igual: lo importante es la actitud, ¡y quién puede evitar una actitud divertida cuando no tenemos razones para sentirnos solas!

1. ¿Sentirnos solas? ¡Jamás!


 
 
 

Solas se sentían nuestras abuelas y nuestras tías solteronas. ¡Gracias a Internet ser soltera ya no es lo solía ser! Con todas las aplicaciones para conocer gente online, desde Facebook hasta Tinder, es imposible sentirse sola. ¿Estar sola? Eso sí. ¿Sentirte sola? ¡Jamás!

 

Estar soltera… la felicidad de algunas y la pesadilla de otras

2. ¿Quién necesita un hombre cuando tiene la mejor compañía?

 


 
 
 

Seamos sinceras: el mercado de los hombres está sobrevalorado. Y las mujeres ya no tenemos ganas de aguantar al primer pelmazo que se nos cruce con tal de evitar la soledad. Después de todo, ¡tenemos la mejor compañía del mundo! Nos tenemos a nosotras mismas.

 

3. Claro que siempre estamos atentas…

 


 
 
 

Porque, ¿quién dice que queremos estar solteras para toda la vida? Así que siempre estamos atentas cuando un chico atractivo aparece. Y a diferencia de nuestras amigas casadas y en pareja, ¡nosotras somos libres de coquetear todo lo que queramos!

 

4. A veces necesitamos cariño

 


 
 
 

¿Y a quién le vamos a pedir cuando necesitamos cariño? Al ser más fiel y devoto que conocemos: ¡a nuestra mascota! Sea perro, gato o canario (o quizá algo más exótico), nuestra mascota es quien nos acompaña en los momentos más felices y los más tristes. ¡Y lo mejor es que no se queja de nuestro mal humor cuando estamos con el síndrome premenstrual!

 

5. Todavía estamos trabajando en superar la envidia

 


 
 
 

Claro que cuando vemos parejas discutiendo, o a nuestras amigas sufriendo por amor, nos damos cuenta que en el fondo es una alegría estar solteras. Sin embargo, hay algo que nos cuesta tolerar: ¡las parejas felices!

Pero una vez superada la envidia que nos causan, nos damos cuenta que son nuestra esperanza de que, si en algún momento decidimos salir de nuestro feliz estado actual, ¡encontraremos a alguien junto a quien ser felices!

___________________________

iMujer. Por Alejandra Guerrero